En la Catedral de Cuernavaca, Mor., el 31 de Julio 2010 siendo la fiesta de San Ignacio de Loyola, la hermana María Cristina Ramos Morales acompañada de sus padres Sr. David Ramos Hernández y la Sra. Petra Morales Ramírez, de sus hermanos, demás familiares, hermanas de la Congregación y amigos, pronuncio sus votos perpetuos a las 12:00 del día, la celebración Eucarística fue presidida por el Pbro. Luis A. Millán Ocampo quien es el vicario de la Diócesis, concelebraron cinco padres de la diócesis, los seminaristas fueron quienes cantaron la misa, la delegada de nuestra superiora general M. María Guadalupe Resendiz, quien fue la que presencio tan solemne ceremonia.

 

Después de la celebración Eucarística se compartieron los alimentos en un pequeño convivio en el colegio Juana de Arco, donde compartimos el pan y la alegría, la fiesta fue amenizada por el mariachi quien deleito con muy bonitas canciones.

A todas y cada una de las personas que asistieron a   esta ceremonia, les agradezco por todo el apoyo que durante mi formación me han brindado, doy gracias a Dios por elegirme para extender su reinado de amor, a mis padres y hermanos por su apoyo y por la ofrenda que le han dado han Dios, a mi amada Congregación por el apoyo recibido durante mi formación, a la M. Lupita por acompañarme en este momento tan importante de mi vida, a la M. Socorro Ramírez mi superiora quien me ayudo a enfrentar los obstáculos que se presentaban en mi formación y  a todas y cada una de las hermanas de nuestra Congregación por sus oraciones, y a todas las personas que me acompañaron que Dios las bendiga siempre.

Por otro lado En un ambiente de inmensa alegría, el 2 de agosto de 2010, las hermanas Humberta Hernández, Lorena Morales, Rosario Magdaleno, Yolanda Gómez y Jenny María Martínez, todas originarias del estado de Chiapas; hicimos al Señor, nuestros Votos Perpetuos, en manos de nuestra Superiora General  Reverenda  Madre María del Carmen Barraza  Nevárez, en nuestra querida Congregación de Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y de Santa María de Guadalupe.

Dicho acontecimiento de llevó a cabo a las 11:00 hrs. en el Templo Rector de Catedral “San Marcos” de la Arquidiócesis Tuxtla Gutiérrez Chiapas, presidió la Eucaristía Monseñor Rogelio Cabrera,  concelebrando con él, Monseñor José Luis Mendoza Obispo Auxiliar y algunos Presbíteros de la Arquidiócesis.

En esta ceremonia, fuimos acompañadas también por nuestros padres, hermanos, familiares, amigos y por hermanas de nuestra Familia Congregacional.

Durante la homilía, Monseñor Rogelio nos exhortó a dar a conocer en todo momento y lugar  “la dulzura del Amor de Dios”. Así mismo dijo que  siempre   procuráramos  que nuestra vida estuviera acompañada de Cristo a quien lo encontraremos en la oración la cual nos dará la fortaleza para superar las crisis que se nos pudieran presentar, durante nuestro caminar como mujeres consagradas al Corazón de Cristo.

Posteriormente y luego haber pronunciado nuestros Votos Perpetuos, de recibir  como insignias  el  anillo y un Cristo, llegó  el  momento del ofertorio en cuya  precesión  tomaron  parte nuestros  hermanos, sosteniendo  en sus manos una lámpara, la cual significaba la fe y oración  con  la  que  nos  han  acompañado  durante  nuestro camino vocacional; mientras  frente al altar, nuestros padres nos daban la bendición.

La ceremonia concluyó y quienes hicimos nuestra Profesión Perpetua, nos encontrábamos llenas de agradecimiento y de júbilo en el Señor porque sabíamos que ya éramos de Él para siempre.

En seguida,  nos trasladamos al Instituto Fray Víctor María Flores, sección Primaria, para compartir todos juntos los alimentos.

Damos las gracias a Monseñor Rogelio Cabrera, por haber presidido la Eucaristía, a Monseñor José Luis Mendoza y a los Sacerdotes que concelebraron.

Agradecemos también a nuestra Reverenda Madre María del Carmen y a su Consejo General por la  oportunidad que nos dieron de pronunciar nuestros Votos Perpetuos en nuestro lugar de origen; y por todo el apoyo que de ellas hemos recibido.

Gracias a nuestros padres y hermanos  por su amor apoyo incondicional, a  nuestros familiares y amigos por su presencia, a este acontecimiento tan importante para nosotras.

Y sobre todo te damos gracias a Ti CORAZÒN DE JESUS, porque sabemos que estos Votos Perpetuos son signo de tu Amor, porque sabemos que todo es Gracia y que todo vine de Ti, gracias por tu presencia cierta en nuestras vidas, por ser nuestra fuerza en todo momento y por la infinita Misericordia que siempre has tenido con nosotras.

Por todo esto y más,  nuestra eterna gratitud, siempre será para Ti y para nuestra tierna Madre del Tepeyac, Santa María de Guadalupe.



 

FaLang translation system by Faboba

Noticias Causa Sierva de Dios María Amada