BANDERA DE LA CONGREGACIÓN Y SIGNIFICADO DEL ESCUDO 

 

 

En el año 1947, la Madre María Amada del Niño Jesús Sánchez Muñoz, Superiora General y Fundadora de Nuestro Instituto, que en ese entonces era reconocido como Pía Unión, con el mismo nombre que ahora lleva; nos comunicó la feliz noticia de que el Sr. Arzobispo de México D. Luis María Martínez, había recibido de Roma, de la Sagrada Congregación de Religiosos, el Rescripto que indicaba no haber objeción para que pudiera nuestra Pía Unión, ser erigida en Congregación Religiosa de Derecho Diocesano; y que, el Excmo. Señor ya había señalado para dicho acto el 5 de Septiembre de ese mismo año.

Nuestra Madre Fundadora se apresuró también, a poner en conocimiento de todas las Comunidades de la Congregación esta noticia tan alentadora, dando las directrices una preparación adecuada, fervorosa y llena de agradecimiento a Dios, indicando la fecha en que deberían estar todas en la Casa Madre para una preparación inmediata.

La Madre María Amada había manifestado antes de tal aprobación, su deseo de que nuestro Instituto tuviera una bandera en la que se hiciera de manifiesto el escudo congregacional, del que hacía algún tiempo se habían empezado a hacer algunos esbozos las Hermanas que tenían creatividad para el dibujo; recurrió finalmente a su hermano Don Catarino Sánchez, a quien llamábamos Nuestro Tío; quien era excelente dibujante y diseñador en trabajos de ebanistería. Él, como siempre, estuvo presto a colaborar en el desarrollo y perfeccionamiento del diseño hasta que su hermana estuvo satisfecha y lo aprobó.

 

 

 

 

 

Nuestra Madre Fundadora deseaba que la bandera estuviera lista para la Misa de Acción de Gracias y todavía se tenía que bordar el escudo, ya que este trabajo, como otros, se hacían a mano; y la fecha del evento estaba muy próxima. 

De lo representado en el escudo y la leyenda inscrita en él, Nuestra Madre no entregó ninguna descripción escrita, pero transmitió a las Madres y a cada una de sus religiosas el significado de cada uno de sus elementos a través de su espiritualidad. De ahí el compromiso de darle el justo valor que éste representa junto con la bandera de la Congregación.

 

 

Cruz sobre la corona: 

  • Indica la finalidad del amor vivo del Corazón de Jesús que consume y anhela abrazar a todos los corazones.
  • Es un remate de la corona desde donde Jesús reina y éste es su cetro real.
  • Para nosotras es el establecimiento y extensión de su reinado.

Corona: 

  • Jesucristo es Rey de todos los hombres “me ha sido dado todo poder” Mt. 18,28
  • Él ha fundado un Reino espiritual “Mi reino no es de este mundo” Jn. 18,36
  • Reinado del Corazón de Jesús.

Dosel:

  • Cortinas propias de un trono real, es el adorno del trono del amor que se ofrece al Corazón de Jesús

Corazón de Jesús 

  • Es el centro del escudo, simboliza el Reinado del Corazón de Jesús.
  • Es el centro, el motor de nuestra vida y de nuestra consagración religiosa dentro de nuestra Congregación
  • Por las mismas palabras de Jesús a Santa Margarita María “He aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres…”
  • Corazón: Símbolo del amor universal que en este caso es el culmen del amor divino y humano.

Mundo y nubes:

  • El Reinado del Corazón de Jesús lo vamos a establecer en el mundo por manos y a ejemplo de la Santísima Virgen María en su advocación de Guadalupe mediante el sacrificio, el amor y el apostolado que son resumen de nuestro carisma.

 

Con estos símbolos queda claro que nuestra Congregación está llamada a seguir muy de cerca de Cristo Nuestro Señor, para que con ardiente amor y celo apostólico, trabaje incansablemente, sin temor al sacrificio que esto implique, para que el Amor de su Sagrado Corazón reine en los corazones de todos los hombres del mundo; teniendo siempre, como Modelo y Protectora para nuestra vida consagrada y apostólica a nuestra Madre la Santísima Virgen María.

(Información proporcionada por la R.M. María de las Nieves Rodríguez Solórzano, MSCGpe. – Nombre civil: Esther de Jesús Rodríguez Solórzano – Primera sucesora de la R.M. Fundadora María Amada del Niño Jesús).

 

 

 

 

 

SPIRITUALITY


Sacred Heart -


Since the Sacred Heart of Jesus is the center of our spirituality, love and reparation must be the proper characteristics of our Congregation.

In order to manifest with increasing commitment and authenticity love and reparation in our life and mission, we will take into account what our Founding Mother says: Every daughter of the Congregation, when contemplating “Christ destroyed on the cross and so badly reciprocated”, has to move “to repair, with unlimited love” the ravages that sin has caused in our person, in our community, in the priestly and consecrated life and in the entire society; for injustice, hatred, wars and all the evils that plague the world.


"Devotion to the Sacred Heart is devotion to the Blessed Sacrament." Since Jesus took our humanity, incarnating himself in the most pure womb of Mary and wanted to perpetuate his love and his redemptive work in the Eucharistic mystery, we will live our spirituality intensely, for the love and worship of the Holy Eucharist and the frequent meditation of the Passion of Christ.

 

Mariana Guadalupana -


Our religious life, in order to be an authentic follower of Christ, must tend to be a perfect imitation of the Blessed Virgin Mary in her total consecration to the person and work of the Most Sacred Heart of Jesus.


We will generously promote the worship of such a good Mother, particularly the liturgical one, as well as the practices and exercises of piety towards Her, recommended by the magisterium of the Church, especially "the recitation of the holy rosary".


Due to the historical circumstances of its foundation, our Congregation has the Blessed Virgin as patron and protector in her dedication to Saint Mary of Guadalupe, since she is the loving Mother who tender and caring accompanies the birth of this people to faith. At her example, we will work in the extension of the Reign of the Heart of Jesus with humility and simplicity, going like She to the smallest and most needy.

 

 

CHARISMA

The Charism, gift of the Holy Spirit, granted by God to our Founding Mother for our Congregation, is: to live in ardent love for the Heart of Jesus and zeal for the extension of His Reign in us and in all hearts, by all means , following the example of our Blessed Mother of Guadalupe, first evangelizer of Mexico, inspirer and promoter of the Works of our Congregation.

 

ORIGIN


Our Congregation, by a special design of God, was founded by Mother Maria Amada del Niño Jesús (María Regina Sánchez Muñoz), religious of the Order of the Incarnate Word and of the Blessed Sacrament, in the City of Guadalajara, Jalisco, Mexico, in the year of 1926, during the religious persecution that the Mexican Nation lived.

 

NATURE

Our Institute of Missionaries of the Sacred Heart of Jesus and Saint Mary of Guadalupe (whose initials are: MSCGpe), by the grace of God and of the Holy See, is in the Church a Religious Congregation of Pontifical Right, which has as its general purpose to seek the glory of God and the sanctification of each of its members, in intimate communion with the Holy Trinity and through the practice of the evangelical counsels of chastity, poverty and obedience, lived in community; with an intense and increasingly ardent love for the Heart of Jesus, who nourishes its apostolic zeal for the extension of his Reign of love throughout the world, following the example of Saint Mary of Guadalupe.

 

FaLang translation system by Faboba