Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús y de Santa María de Guadalupe

Ofrecimiento del Rosario

Oh Virgen María, en la mañana de Pentecostés tú has presidido con tu oración el comienzo de la misión de la Iglesia bajo la acción del Espíritu Santo. Te ofrecemos esta, nuestra plegaria para que, con tu intercesión, obtenga del Señor, una nueva primavera de vocaciones sacerdotales y consagradas en la Iglesia. Se Tú, la estrella mañanera que guíe la Iglesia, siempre dócil al mandato de su Señor, sobre todo en estos tiempos difíciles pero llenos de esperanza.
Amén.

Descargar en formato word

FaLang translation system by Faboba